Un cerebro agradecido es neurológicamente distinto

Un estudio reciente demostró que los cerebros agradecidos presentan una mayor actividad en dos regiones cerebrales: la corteza cingulada anterior (ACC) y la corteza prefrontal medial (mPFC).

Estas áreas han sido previamente asociadas con

  1. el procesamiento emocional,
  2. la vinculación interpersonal,
  3. las interacciones sociales gratificantes,
  4. juicio moral,
  5. la capacidad de entender los estados mentales de los demás.
Anuncios