Más deporte, más agilidad mental, menos envejecimiento, cerebro izquierdo.

Neuroimage 2015

A medida que envejecemos, utilizamos el cerebro de forma distinta.

De jóvenes utilizamos principalmente el lado izquierdo de nuestra corteza prefrontal (PFC). La usamos para las tareas mentales que involucran la memoria a corto plazo, la comprensión del significado de las palabras y la capacidad de reconocer eventos.

En cambio cuando envejecemos, tendemos a usar las partes equivalentes de nuestra PFC en el lado derecho del cerebro. El lado derecho también tiene funciones ejecutivas, memoria, inteligencia, lenguaje y visión.

El lado dcho. de la corteza prefrontal durante la juventud lo usamos para el almacenamiento temporal y la manipulación de la memoria, los recuerdos a largo plazo y el control inhibitorio. En cambio de mayores usamos tanto el lado derecho como el izquierdo. Este fenómeno se ha acuñado como HAROLD (reducción de la asimetría hemisférica en los adultos mayores) y refleja la reorganización del cerebro como compensación por reducción de la capacidad cerebral. Tiene que ver con la disminución estructural y fisiológica relacionada con la edad.

Pues bien el aumento de la capacidad aeróbica se asocia con una mayor actividad del lado izquierdo. En otras palabras, los hombres más deportistas tienden a utilizar el cerebro de forma joven. Usar el lado izdo, supone mayor agilidad intelectual.

El volumen y la integridad de la materia blanca en la parte del cerebro que conecta los dos lados disminuye con la edad. Y disminuye más lentamente cuando más deportistas seamos.

Anuncios