Encefalopatía traumática crónica (CTE) como consecuencia de traumatismos repetidos en el deporte infantil

Los primeros síntomas incluyen déficits de memoria, depresión y dolores de cabeza. Los pacientes pueden demostrar labilidad emocional con la agresión y pobre control de impulsos. La ideación suicida es también parte del perfil de los síntomas.

El cuadro puede progresar hasta incluir pobre función ejecutiva, dificultad con la función del lenguaje, trastornos motores y comportamiento seriamente agresivo. Los signos de la enfermedad de Parkinson, como facies enmascarada y temblor, también pueden desarrollarse con la edad.

CTE también se asocia con un mayor riesgo de enfermedad neuroendocrina, derivada de la degeneración de la glándula pituitaria. Finalmente, se asocia con mayores tasas de demencia frontotemporal y esclerosis lateral amiotrófica.

CTE tiene un perfil neuropatológico particular. Se incluye la atrofia, especialmente en los lóbulos frontales y temporales mediales. Otros cambios asociados con el CTE incluyen ampliación de los ventrículos laterales y atrofia del hipocampo y septum pelúcido, a menudo con un tabique fenestrado.

Otros cambios patológicos con CTE incluyen espacios dilatados perivasculares, atrofia del diencéfalo y palidez en la sustancia negra.

CTE también cuenta con un gran volumen de ovillos neurofibrilares de tau-positivo en todo el cerebro, y en particular en los surcos corticales y áreas perivasculares.

La deposición de β-amiloide se encuentra en algunos, pero no todos, los casos de CTE.

Anuncios