Sensación transcendente de unidad e hipofunción lóbulos parietales

Un meditador puede experimentar la sensación de unidad con todos los seres vivos. Para ello deberá disminuir la actividad en los lóbulos parietales, lo que se traducirá en una difuminación de las líneas percibidas entre el meditador y el exterior.

En un estudio reciente se escaneó los cerebros de monjas budistas y personas sometidas a experiencias místicas, con sentimientos de atemporalidad, espacialidad, y auto-trascendencia. Se cree que una causa de estos sentimientos es la reducción de la actividad que vio en sus lóbulos parietales, el área de orientación del cerebro responsable de percibir objetos tridimensionales en el espacio.

Un meditador puede experimentar una sensación de unidad con todas las cosas o la vida porque la actividad reducida desdibuja las líneas percibidas entre el meditador y otros objetos.

Cuando los lóbulos parietales están dañados, los pacientes han distorsionado las creencias acerca de sus propios cuerpos, confundiendo su orientación espacial y de los objetos externos.

Es más, se encontró que los daños en el lóbulo parietal derecho causan ​​experiencias auto-trascendentes.

Las experiencias místicas son descritas como dichosas o de éxtasis, ya que comparten muchas de las mismas vías neuronales en los lóbulos parietales y frontales que están involucradas en la excitación sexual.

Anuncios