Nueva visión del proceso de aprendizaje, interacciones entre las diferentes regiones cerebrales.

Nature Neuroscience 2015

Estructura de la comunidad cerebral

Un equipo de varias universidades americanas, utilizó una técnica conocida como detección de comunidad dinámica para dilucidar más sobre el proceso de aprendizaje. El método emplea algoritmos con los datos de RNM funcional para determinar qué nodos se incorporan en qué grupos y cómo sus interacciones cambian con el tiempo.

A través de estas comparaciones, encontraron las tendencias globales de las regiones responsables de diferentes funciones cerebrales.

Los investigadores descubrieron que los bloques visuales y motores tenían mucha conectividad durante los primeros ensayos, pero a medida que avanzaba el experimento el proceso se hizo autónomo. Por ejemplo, la parte del cerebro que controla el movimiento de los dedos y la parte que procesa estímulo visual realmente no interactúan en absoluto al final del experimento.

Esta tendencia no fue sorprendente, ya que el equipo estaba viendo esencialmente el proceso de aprendizaje en el nivel neurológico. Los cerebros de los participantes reorganizaban el flujo de la actividad al dominar esta nueva habilidad.

La distinción fundamental estaba en áreas no directamente relacionadas con las señales, sino en la función ejecutiva: la corteza frontal y la corteza cingulada anterior, encargada de evitar errores.

Anuncios