Medición del envejecimiento cerebral.

La forma de medir el envejecimiento cerebral con RNM funcional nos ha llevado a valoraciones probablemente erróneas. Los cerebros mayores podrían ser más similares a los cerebros jóvenes en contra de lo que había pensado.

Human Brain Mapping 2015

Este estudio demuestra que los cambios en el cerebro envejecido en la resonancia magnética funcional (fMRI) – una de las formas estándar de medición de la actividad cerebral – hablaba más del envejecimiento vascular que el neuroanl.

Esto cuestiona las teorías actuales del envejecimiento.

El problema fundamental de la fMRI es que mide la actividad de nuestras neuronas indirectamente a través de cambios en el flujo sanguíneo regional. En lugar de los cambios en la actividad de las células nerviosas hablaríamos de cambios en nuestros vasos sanguíneos.

Una importante línea de investigación se centra en el control de ruido en las señales de resonancia magnética funcional, utilizando medidas de referencia adicionales de función vascular. Lo que implica manipulaciones experimentales de los niveles de dióxido de carbono en sangre.

Estudios de resonancia magnética funcional pueden malinterpretar el efecto de la edad como un fenómeno cognitivo, cuando en realidad tiene más que ver con nuestros vasos sanguíneos.

Anuncios