Jardinería antidepresiva. Son las bacterias!.

El contacto con gérmenes de la jardinería habitual, como el Mycobacterium vaccae son excelentes antidepresivos.

La bacteria estimula la producción de serotonina. Estudios en pacientes con cáncer demostraron una mejor calidad de vida y menos estrés. La falta de serotonina se ha relacionado con la depresión, ansiedad, trastorno obsesivo compulsivo y problemas bipolares. La bacteria que parece ser un antidepresivo natural en el suelo no tiene efectos adversos para la salud.

Otros microbios antidepresivos Mycrobacterium también están siendo investigados para mejorar la función cognitiva, enfermedad de Crohn e incluso la artritis reumatoide.

La bacteria fue probada tanto por inyección como ingestión en ratas. Mejoraron la capacidad cognitiva, estrés y concentración.

Los jardineros podrían inhalar la bacteria, tener contacto tópico, incluso ponerlo en su torrente sanguíneo.

Anuncios