Musicoterapia modula genes y evita neurodegeneración

Según un estudio reciente, escuchar música clásica mejora la actividad de los genes implicados en la secreción, transporte y neurotransmisión de dopamina. Esto ayuda al aprendizaje y la memoria, y más importante aún, la regulación de los genes involucrados en la neurodegeneración.

El escuchar la música representa una función cognitiva compleja del cerebro humano, que se sabe induce varios cambios neuronales y fisiológicos. Sin embargo, es en gran parte desconocido el fondo molecular que subyace a los efectos de escuchar música. 

Un grupo de estudio finlandés ha investigado cómo escuchar música clásica afecta los perfiles de expresión génica de los dos participantes. Todos los participantes escucharon el concierto de Mozart violín nº 3, Sol mayor, K.216 de 20 minutos de duración.

La sinucleína alfa (SNCA) es un gen de riesgo conocido para la enfermedad de Parkinson que se encuentra en una región con gran vinculación a la aptitud musical.

peerj.com/articles/830/

Anuncios