La insula posterior dorsal controla la intensidad del dolor

Nuevo estudio de la Universidad de Oxford publicado en Nature Neuroscience pone de manifiesto como la actividad en un área del cerebro conocida como la ínsula posterior dorsal está directamente relacionada con la intensidad del dolor

 

Este hallazgo podrían ayudar a detectar el dolor en personas con habilidades de comunicación limitadas, en estado de coma, niños pequeños y pacientes con demencia.

 

El dolor es una experiencia multidimensional compleja, que involucra muchas regiones del cerebro como la atención, emoción o miedo.

 

El cambio de la actividad en la ínsula posterior dorsal ayudará a tratar el dolor cuando otros métodos han fracasado.

Anuncios