Autismo: medición cortical, neurotransmisores y conectividad

Cortex 2015

La combinación de tres medidas diferentes del cerebro – anatomía, conectividad entre las diferentes regiones del cerebro y los niveles de neurotransmisores, hacen la distinción final del trastorno del espectro autista (TEA).

Usando el escáner 3-Tesla:

  1. Medición del grosor cortical cerebral (datos de volumen)
  2. Imágenes de tensor de difusión para medir la conectividad de las fibras de la sustancia blanca del cerebro
  3. Espectroscopia de resonancia magnética de protones para medir los neurotransmisores cerebrales como la N-acetil

Diferentes combinaciones de alteraciones en el cerebro podrían ayudar a diferenciar los diferentes niveles de gravedad del autismo.

  • Incremento del grosor cortical en TEA en la corteza cingulada izquierda, pars izquierda opercularis de la circunvolución frontal inferior, corteza temporal inferior izquierda y precuneus derecho;
  • grosor reducido de la cortical en el cuneus derecha y giro precentral derecho;
  • reducción de la conectividad de la materia blanca (medido por la reducción de la anisotropía fraccional y el aumento de la difusividad radial) en el fórceps menor del cuerpo calloso;
  • reducción de N-acetil aspartato en la corteza cingulada anterior dorsal.
  • difusividad radial en la pinza derecha, grosor cortical en la pars izquierda opercularis y anisotropía fraccional en las pinzas izquierda

TEA es un complejo trastorno del desarrollo cerebral. Pacientes con TEA muestran una tríada de alteraciones: alteración de la interacción social con los demás, comunicación verbal y no verbal y deterioro del juego y actividades imaginativas.

Anuncios