El bisfenol A no se metaboliza bien en los niños con autismo

Investigación en autismo 2015

Existe una asociación entre el bisfenol-A (BPA), un plastificante común utilizado en una variedad de envases de alimentos y bebidas de consumo, con el trastorno del espectro autista (TEA) en niños. 

El metabolismo de BPA es diferente en algunos niños con autismo que en niños sanos.

Muestras de orina de 46 niños con TEA y 52 niños sanos de control buscando concentraciones totales de BPA y sus metabolitos. Al igual que muchos productos químicos, el BPA se vuelve soluble en agua cuando se une a la glucosa en el hígado – un proceso llamado glucuronidación. La conversión a un glucurónido y después la excreción del glucurónido en la orina es una vía importante para la eliminación de toxinas del cuerpo.

Las observaciones muestran que para algunos niños hay una relación entre el metabolismo intermediario, la capacidad de conjugar BPA y síntomas del autismo.

Anuncios