Dolor crónico y activación glial

Los pacientes con dolor crónico muestran signos de activación glial en los centros cerebrales que modulan el dolor, de acuerdo con los resultados de un estudio con PET-RNM publicado en Brain 2015.

La glía parece estar implicada en la fisiopatología del dolor crónico, y por lo tanto se debe considerar el desarrollo de estrategias terapéuticas dirigidas a la misma.

La activación glial se acompaña de muchas respuestas celulares, que incluyen la producción y liberación de sustancias (como las llamados ‘citoquinas pro-inflamatorias’) que pueden sensibilizar las vías del dolor en el sistema nervioso central.

El tálamo (que es la” puerta de entrada sensorial ‘del dolor y otros estímulos sensoriales del cerebro) se encuentra activado según los estudios PET. No existen por ahora otros biomarcadores objetivos para determinar si alguien está con dolor.

Anuncios