Flexibilidad neuronal (plasticidad) de los mayores depende de la sustancia blanca y no de la corteza cerebral

Siempre se ha creído que el cerebro adulto tenía menos flexibilidad neuronal (plasticidad) necesaria para aprender cosas nuevas.

Un estudio publicado en Nature Communications 2014, muestra que las personas mayores aprenden igual que los jóvenes, pero usan otras partes del cerebro.

Creemos que el grado de plasticidad en la corteza se vuelve más limitado con la edad, pero mantiene la capacidad de aprender cambiando la estructura de la materia blanca.

Gracias a la resonancia magnética, que pueden indicar la plasticidad en la corteza y utilizando imágenes de tensor de difusión, que valoran la materia blanca, se estudió la respuesta de 18 voluntarios de 2 grupos de edad diferenciados.

Las exploraciones se centraron en la sección del cerebro responsable del aprendizaje visual, la corteza visual (materia gris) y en la sustancia blanca relacionada con ella.

Al analizar los resultados de rendimiento de aprendizaje, los investigadores encontraron varias asociaciones importantes. Los jóvenes modificaban más la corteza, mientras que los mayores cambiaban la sustancia blanca.

Al mirar más profundamente la asociación entre los cambios en la materia blanca y los resultados del aprendizaje en los sujetos de mayor edad, los investigadores encontraron que se separaron en dos grupos claramente diferenciados, buenos y malos estudiantes.

Los buenos produjeron un cambio del 20% en la zona estudiada.

Anuncios