Neuroplasticidad y epigenética. La ciencia demuestra que ud. puede llegar a ser otro.

¿Por qué es tan importante la neuroplasticidad?

Hasta hace poco se pensaba que si nació con una cierta herencia mental, usted no sería capaz de cambiarla. Los investigadores creían que la configuración de sus conexiones neuronales era rígida. !Mentira!.

Esta característica de reconfiguración neural se conoce como neuroplasticidad.

Cierto es que resulta difícil cambiar los hábitos neuronales. Estos hábitos se refuerzan a través del tiempo.

Su cerebro funciona bajo el imperio de la conservación de energía. Y por ello el cerebro protesta ante cualquier cambio. El malestar se debe a que los cambios se deben digerir despacito. Por esta razón usted recuerda tan vívidamente sus primeras lecciones de conducción, su primer beso o su primer día de trabajo.

En el momento en que se crea el hábito, las conexiones neuronales se refuerzan y se le añade la liberación química de neurotransmisores. Más del 80% de lo que hacemos todos los días es trabajo habitual y no implica pensamiento activo.

Pero la realidad es que básicamente no hay nada que no se pueda aprender. El cerebro es una estructura totalmente modificable. Y los genes también. La epigenética o expresividad de los genes, ha tirado por tierra la teoría de que el código genético era algo inmodificable.

Gracias a la neuroplasticidad, se puede aprender todo, llegar a ser una persona diferente o enmudecer genes y activar otros.

De aquí todos los libros de neurociencia enfocada a la autoayuda. Su resumen sería el que sigue.

  1. Sepa donde se encuentra ahora mismo.
  2. Plantee un objetivo.
  3. Empiece a caminar hacia el objetivo, sin excusas, sin parar.

Esto va a construir su nueva red neuronal y se comunicará con sus genes.

Anuncios