DÉFICIT DE ATENCIÓN Y HIERRO. Más hierro en cuerpo estriado y tálamo mejoran el déficit de atención.

Radiology 2014

El hierro no se suele considerar en el diagnóstico y manejo de / trastorno de hiperactividad por déficit de atención (ADHD), pero los autores de este estudio describen el importante papel que el hierro tiene en la fisiopatología de la enfermedad. Específicamente, el hierro es una parte crítica de la etapa limitante de la velocidad en la síntesis de las catecolaminas, y también sirve como parte de un bucle de realimentación para evitar la sobreproducción de catecolaminas.

Los modelos animales demuestran que una dieta muy pobre en hierro está asociada con niveles más bajos de los transportadores de dopamina y los receptores en el cerebro. Los déficits en los niveles de dopamina del cerebro están asociados con la falta de motivación, atención, memoria de trabajo y el control motor. Aunque los mecanismos precisos que explican cómo los medicamentos psicoestimulantes mejoran los síntomas del TDAH no se entienden completamente, estos medicamentos aumentan la actividad dopaminérgica en el cerebro. Curiosamente, el síndrome de las piernas inquietas es otro trastorno neurológico asociado con déficit de dopamina y los niveles de hierro cerebral reducidos.

Los niveles de hierro cerebral puede aumentar a niveles normales con el tratamiento con psicoestimulantes.

En estudios con resonancia magnética correlacionada por campo (MFC), los pacientes con TDAH tenían índices del cuerpo estriado y tálamo MFC significativamente más bajos de hierro cerebral que los participantes del grupo control y los pacientes con TDAH medicados.

Debe quedar claro que no hubo diferencias entre los grupos en el hierro sérico índices. Recuerden que cantidades demasiado grandes de hierro pueden ser tóxicos.

 

Anuncios