Agresividad y neurofeedback

20% de la población de EE.UU. tiene una condición psiquiátrica diagnosticable. 
1 de cada 5 estadounidenses toman un medicamento psiquiátrico. 
Hay una conocida asociación entre la medicación psiquiátrica y la violencia.

El uso de una gorra con sensores y cables conectados a un amplificador pueden ser la solución para diagnosticar posibles psicópatas o personas capaces de ser violentas y por neurofeedback darles una solución al problema.

El dispositivo podría analizar automáticamente ciertas redes del cerebro para determinar si están funcionando adecuadamente, determinar si hay alguna lesión en la cabeza o la frecuente disfunción del lóbulo frontal. Alteraciones en dicho lóbulo favorecen el psicoticismo, disregulación grave del estado de ánimo, aumento de la impulsividad, cantidad de ansiedad o estrés, medicamentos, addición a drogas.

Anuncios