Dormir consolida los recuerdos. Explicación física.

Nuevo estudio que proporciona evidencia física importante de cómo  el sueño ayuda a consolidar y fortalecer nuevos recuerdos

Science 2014

Los investigadores de la NYU Langone Medical Center muestran por primera vez, que el sueño después de aprender favorece el crecimiento de las protuberancias dendríticas.

La actividad de las células del cerebro durante el sueño profundo, o el sueño de onda lenta, después de aprender es fundamental para este crecimiento. Los resultados, en ratones, proporcionan evidencia física importante en apoyo de la hipótesis de que el sueño ayuda a consolidar y fortalecer nuevos recuerdos, y mostrar por primera vez cómo el aprendizaje y dormir causan cambios físicos en la corteza motora, una región del cerebro responsable de los movimientos voluntarios.

El sueño ayuda a que las neuronas formen conexiones muy específicas en las ramas dendríticas que pueden facilitar la memoria a largo plazo. También se muestra cómo los diferentes tipos de aprendizaje forman sinapsis en diferentes ramas de las mismas neuronas, lo que sugiere que el aprendizaje produce cambios estructurales muy específicos en el cerebro.

A nivel celular, el sueño es cualquier cosa menos tranquilo.

Dr. Gan y sus colegas modificaron genéticamente ratones para que expresasen una proteína fluorescente en las neuronas. Con el uso de un microscopio especial de escaneo láser que ilumina las proteínas fluorescentes en la corteza motora, los científicos fueron capaces de realizar un seguimiento del crecimiento de las espinas dendríticas de las ramas individuales de dendritas antes y después de que aprendieran a mantener el equilibrio sobre una varilla de centrifugado.

 

 

Anuncios