Posible origen neurobiológico del trastorno por déficit de atención

Brain structure and function 2014

Un estudio, llevado a cabo en ratones, acaba de confirmar el origen neurobiológico del trastorno por déficit de atención (ADD). Un síndrome cuyas causas son poco conocidas. Los investigadores del CNRS, la Universidad de Estrasburgo y el INSERM han identificado una estructura cerebral, el colículo superior, donde su hiperestimulación provoca modificaciones en el comportamiento similares a los de algunos pacientes que sufren de ADD. Su trabajo también muestra la acumulación de noradrenalina en el área afectada, arrojando luz sobre este mediador químico que tiene un papel en los trastornos de atención.

El trastorno por déficit de atención afecta a entre el 4-8% de los niños. Se manifiesta principalmente a través del déficit de atención y la impulsividad verbal y motora. A veces se acompaña de hiperactividad. Alrededor del 60% de estos niños aún muestran síntomas en la edad adulta. No existe cura en este momento. El tratamiento habitual es la administración de psicoestimulantes, pero estos tienen efectos secundarios importantes, como la dependencia. Persiste controversia alrededor del origen neurobiológico de este trastorno.

El estudio en Estrasburgo investigó el comportamiento de los ratones transgénicos que tienen defectos de desarrollo en el colículo superior. Esta estructura se encuentra en el cerebro medio.  Es un centro sensorial implicado en el control de la atención y la orientación visual y espacial. Los ratones estudiados disponían de proyecciones neuronales duplicadas entre el colículo superior y la retina. Esta anomalía provocaba hiperestimulación visual y exceso de noradrenalina en el colículo superior. Los efectos de la noradrenalina neurotransmisora, que varían de una especie a otra, son aún poco conocidos. Sin embargo, sí sabemos que este desequilibrio de noradrenalina se asocia con cambios significativos en el comportamiento en ratones portadores de la mutación genética. Los investigadores han observado una pérdida de inhibición. Un ejemplo es que los ratones dudan menos en penetrar en un ambiente hostil. Tienen dificultades para comprender la información relevante y demuestran una forma de impulsividad. Estos síntomas nos recuerdan a los pacientes adultos que sufren de una de las formas de ADD.

Anuncios