Aprendiendo idiomas con neurofeedback

El aprendizaje perceptivo auditivo es un proceso en el que existe el reconocimiento de sonidos específicos. Por ejemplo cuando escuchamos un idioma en el que no somos nativos, nuestro cerebro realiza un trabajo que puede mejorarse con el neurofeedback.

Así lo ha demostrado el neurocientífico Alex Brandmeyer del Instituto Max Planck para ciencias del cerebro en Leipzig.

En su estudio hubo dos grupos con neurofeedback y neurofeedback placebo.

Aunque los participantes eran holandeses con fluidez en inglés, sus cerebros mostraron diferentes respuestas a los sonidos que los de los hablantes nativos de inglés. El aumento de la claridad correspondió a mejoras de patrones específicos de actividad cerebral que subyace a la percepción auditiva de los sonidos. Algunos contrastes sonoros son importantes en un idioma, pero no en el otro. Estas diferencias se deben a que nuestro cerebro se desarrolla en un entorno lingüístico específico.

Los períodos más largos de entrenamiento neurofeedback bien podrían conducir a importantes diferencias en el aprendizaje de idiomas.

Anuncios