Oxitocina para autistas. Actuando en el cerebro social.

Proc Natl Acad Sci 2013

Una sola dosis de la hormona oxitocina administrada mediante atomizador nasal mejora la actividad cerebral en autismo en regiones cerebrales clave.

Podría mejorar temporalmente el procesamiento de la información social en niños con trastorno del espectro autista (TEA).

Ul estudio de imagen de doble ciego, controlado con placebo de 17 niños y adolescentes con TEA mostró que aquellos que recibieron oxitocina intranasal habíaN aumentado la actividad en regiones del cerebro asociadas a la recompensa, la percepción social y la conciencia emocional en comparación con sus homólogos en el grupo placebo.

Circuito de recompensa sería el núcleo dorsal y el cuerpo estriado ventral y núcleo accumbens. La atención social y la cognición social, es decir, el ‘cerebro social’, corresponderían a la corteza temporal superior posterior, la corteza cingulada y el núcleo precuneus.

Los resultados mostraron “una mayor actividad de oxitocina en el cuerpo estriado, la circunvolución frontal media, la corteza prefrontal medial, la corteza orbitofrontal derecha y el surco temporal superior izquierdo.”

Los investigadores también informaron que la oxitocina aumenta la actividad durante los juicios sociales y la actividad disminuyó durante los juicios no sociales en el cuerpo estriado, el núcleo accumbens, sulcus temporal superior posterior izquierda, y la corteza premotora izquierda.

“La sintonía neuronal funcional demostramos podría facilitar el aprendizaje social, lo que podría provocar el cambio a largo plazo en los sistemas neuronales y mejoras conductuales posteriores”.

 

Anuncios