Más autismo cuanta más polución

Arch Gen Psychiatry 2012

 

La exposición a los niveles altos de contaminación ambiental durante el embarazo y el primer año de vida aumenta el riesgo de autismo, según un estudio reciente.

Heather Volk, PhD, MPH, de la Universidad del Sur de California, en Los Angeles, descubrió que los niños expuestos a altos niveles de partículas respirables y dióxido de nitrógeno, tanto durante el embarazo y el primer año de vida, presentaro 3 veces más probabilidades de tener autismo que los niños con bajos niveles de exposición.

En este estudio, 279 niños con autismo y 245 niños de control entraron en el estudio. Se utilizaron datos regionales de calidad del aire, exposición a partículas menores de 2,5 micras (PM 2,5) y menores de 10 micras (PM 10) de diámetro, así como la exposición al ozono y dióxido de nitrógeno.

Los autores descubrieron que durante el 3 trimestre del embarazo, no hubo asociación con el riesgo de autismo.

Los niveles altos de exposición de PM 2,5, PM 10 y dióxido de nitrógeno también se asociaron con un mayor riesgo para el autismo. Por el contrario, los investigadores no encontraron ninguna asociación entre la exposición al ozono regional y el autismo.

Anuncios